Casos frecuentes

La tensión en la columna vertebral, puede causar molestias comunes

Se produce en niños y adultos cuando el sistema respiratorio no funciona como debería, sin embargo gracias a la quiropráctica muchos han logrado mejoras y hasta la suspensión total de inhaladores, hay una relación directa entre el sistema nervioso y el sistema respiratorio, y por eso las personas que reciben un cuidado quiropráctico regular, notan cambios en su respiración, en su capacidad pulmonar.
Muchas veces los cambios de estaciones originan distintas molestias como ojos llorosos, estornudos, erupciones cutáneas, etc. En estos casos lo que falla es nuestra capacidad de adaptación al entorno, nuestro organismo no se adapta de forma adecuada a las distintas situaciones, la quiropráctica le permite a nuestro organismo la capacidad que tiene el cuerpo humano de auto regenerarse y de mejorar su funcionamiento en sus procesos alérgicos.
El dolor de cabeza es una de las molestias más comunes, sin embargo esto no quiere decir que este bien, es una señal que tu cuerpo te está mandando para decirte que algo o funciona correctamente, muchas veces este dolor tiene origen por un problema cervical debido a la tensión que hay en la espalda, a través de las terapias quiroprácticas te puedes olvidar de esas molestias y dejar las pastillas que no solucionan el problema desde la raíz.
El estrés del día a día tanto físico, emocional o químico, se ve reflejado en nuestra salud, afectando de manera directa al sistema nervioso. La quiropráctica equilibra el sistema nervioso, este refuerza nuestro organismo para que resista al estrés.
Las malas posturas a la larga producen de forma irremediable dolor de cuello y hombros. Estos males están asociados de forma directa al sedentarismo. Es muy importante para tener una excelente salud de columna tener ajustes quiroprácticos con regularidad.
La quiropráctica tiene la función de corregir, restablecer el buen funcionamiento y poder frenar este problema degenerativo de la columna, devolviéndole movilidad a las articulaciones. En casos donde la artrosis está muy avanzada, la quiropráctica la ralentiza.
El nervio ciático es el más largo de nuestro cuerpo, la irritación del nervio causa un fuerte dolor que se expande de piernas a nalgas y espalda, puede ser causado por diversos factores como accidentes, malas posturas, estrés o pasar mucho tiempo sentado. Con la quiropráctica la salud de la columna mejora de forma natural sin cirugías ni fármacos.
El cuello es una de las partes más sensibles de nuestra columna vertebral, que fácilmente se pueden ver dañadas. Estos pueden llevar a otras molestias, como dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, dolor de hombros y brazos, espalda, incapacidad de flexionarse. En estos casos los ajustes quiroprácticos son ideales, ya que pueden aliviar los dolores y relajar fácilmente el cuerpo así mismo los ajusten harán que la columna vertebral esté sana y regula las funciones del sistema nervioso.
Las hernias discales se pueden producir por distintos factores entre ellos, levantar objetos pesados, tener sobrepeso, doblar o torcer repetitivamente la espalda baja, tener un estilo de vida sedentario o el tabaquismo. Estas hernias producen dolor lumbar, alteración, sensibilidad y pueden causar dificultad para caminar. La quiropráctica busca regenerar el disco y que no vuelva a aparecer.
En el caso de la escoliosis se deberá evaluar al paciente, para poder asignarle un tratamiento adecuado en el proceso de reajustar las anomalías de columna vertebral y corregir gradualmente la curvatura de la columna.