A pesar de vivir en ciudades caóticas ¿se puede vivir sin estrés y a plenitud?

Vivir en ciudades grandes nos lleva a padecer situaciones francamente estresantes: largos recorridos del hogar al trabajo, el ruido de los carros o la cantidad de personas que viajan a nuestro lado en el transporte público son algunas de las situaciones con las que tenemos que convivir diariamente.

Pero, ¿es posible vivir con bienestar y a plenitud en medio de ese caos? Claro que sí, la Quiropráctica es uno de los mejores mecanismos para disfrutar de una vida plena en medio de cualquier circunstancia externa o interna que te toque vivir.

¿Cómo es que la Quiropráctica me puede ayudar a mantener un estado de bienestar general?

La Quiropráctica colabora con el bienestar general del individuo porque brinda soluciones a largo plazo. Ello porque los doctores quiroprácticos trabajan sobre el sistema neuro-musculo-esquelético, el cual se encuentra conformado por los tejidos musculo esqueléticos del cuerpo y el sistema nervioso. El trabajar sobre este sistema permite garantizar una recuperación real de las enfermedades por las que atraviesa el paciente.

Es por ello que el tratamiento quiropráctico cuenta con tres fases claramente diferenciadas: la fase inicial busca solucionar el problema físico liberando la presión o interferencia existente en el nervio para que pueda funcionar normalmente, y con ello, comenzar el proceso curativo, es decir, corrige las subluxaciones.

La segunda fase, se conoce usualmente como “corrección”, porque lo que busca es mantener o prolongar la mejoría conseguida. Este es un cambio estructural que busca que el cuerpo logre un funcionamiento óptimo, para ello se trabajan los músculos y otros tejidos blandos, por lo que requiere un cuidado quiropráctico más prolongado.

Finalmente, la última fase se conoce como la del “bienestar” porque su propósito es evitar las recaídas mediante un plan de prevención.

Acaso la prevención a través de la Quiropráctica ¿puede mejorar mi calidad de vida?

Los doctores quiroprácticos son profesionales de la salud pero interdisciplinarios, ello quiere decir, que saben que el tratamiento de las enfermedades requiere una visión integral en la que deben involucrarse aspectos no sólo estrictamente médicos, sino también la nutrición, el ejercicio, la higiene postural e incluso la motivación.

El doctor quiropráctico, al corregir las subluxaciones, permite que el sistema nervioso recupere su funcionamiento normal, y con ello, potencia el poder de recuperación natural del cuerpo. Esto ocurre así porque el sistema nervioso regula la actividad de todos los demás sistemas del cuerpo, y por lo tanto, influye en el estado de salud general del individuo facilitando su proceso de adaptación al medio ambiente en el que se desenvuelve.

¿Cuántas veces debo de acudir a un doctor quiropráctico?

Podría parecer que debo acudir al doctor quiropráctico mientras tengo presente el dolor o la molestia, pero no es así. Si quieres vivir plenamente, lo mejor es acudir no sólo al tratamiento inicial sino continuar hasta las fases de corrección y bienestar.

Debemos entender que el cuidado de nuestro sistema nervioso, y por ello, de nuestra columna vertebral debe ser permanente porque este sistema se encuentra expuesto a un sinnúmero de estímulos negativos, sean físicos o emocionales.

Es por ello que te esperamos en nuestras sedes de San Borja y el Polo, donde un equipo de doctores quiroprácticos, bajo la dirección del Dr. Artur Gardinalli, se encuentran preparados para brindarte la mejor atención.

Comparte este artículo por: